Paul Lewin o cómo empoderar el afrofuturismo a base de ilustraciones

Paul Lewin o cómo empoderar el afrofuturismo a base de ilustraciones

Publicidad

Si un esclavo afroamericano de mitad del siglo XIX resucitara en el 2018 actual, sufriría una fase de negación en la que rechazaría la aceptación de cualquier avance socio-cultural por parte de su raza. No hablamos ya de Barack Obama como Presidente de los Estados Unidos (una quimera hace apenas un par de décadas), sino de las libertades conquistadas por parte de los negros. Sería algo así como ciencia-ficción para el esclavo.

Estas conquistas realizadas a través de decenas de generaciones que empezaron con la abolición de la esclavitud tienen un punto de ensoñación artística que se ha plasmado en una corriente cultural conocida como el afrofuturismo: psicodelia y funk en representaciones que combinan ciencia ficción, fantasía, cosmologías africanas, relato histórico y una especie de realismo mágico.

La feminidad de las mujeres jamaicanas como paradigma del arte afrofuturista de Paul Lewin

Nacido en Jamaica pero residente en Estados Unidos desde los cinco años, el artista Paul Lewin ha llevado un punto caribeño a la corriente del afrofuturismo. Gracias a sus creaciones, dibujos que no pueden negar los vestigios del lugar de nacimiento del ilustrador (amarillos y verdes como la bandera o presencia de colibríes) podemos disfrutar de la mezcla perfecta de folclore rastafari, tradición africana y resquicios de la cultura occidental.

Aún hay más. Paul Lewin va más allá de la multiculturalidad y dedica su arte a la feminidad. Las mujeres son las protagonistas de sus obras. Mujeres negras inspiradas por la representación femenina de su familia: “Cariñosas, fuertes y con la capacidad de mantener el sentido del humor en momentos muy difíciles”. Así las describió el propio Lewin en una entrevista en Afropunk.

Alejada de la mala hostia corrosiva escondida en el estribillo pegadizo del ‘This is America’ de Gambino o de las miles de lecturas que engloban ‘Get out’, las ilustraciones de Paul Lewin tienen luminosidad y esperanza. El artista convierte la ciencia ficción (normalmente metálica, fría y de tonos blancos) en colores y feminidad.

Cómo homenajear tus antepasados jamaicanos a base de calaveras y colibrís

Hasta la presencia de calaveras en sus dibujos tienen un trasfondo positivo. Como ocurre con el día de los difuntos que se celebra en México (y que has visto en el 'Coco' de Pixar), la mejor manera que tiene Paul Lewin de rendir homenaje a los antepasados de su comunidad es a través de los cráneos que incluye en sus trabajos.

Otro de los (infinitos) guiños a sus raíces jamaicanas con los que Lewin impregna sus ilustraciones tiene forma de pájaro. El colibrí, ave nacional del país caribeño, está presente en la obra del ilustrador de una manera evidente y continua. Este animal y el uso combinado de los colores de la bandera de Jamaica (verde, amarillo, negro) nacionalizan una obra que sin embargo aspira a trascender más allá de fronteras y razas.

Temas
Publicidad
Inicio